Wednesday, August 30, 2006

"La vida es un sueño"

Recuerdo haber recitado en mi mente “La vida es un sueño” de Calderón de la Barca, el día que murió la abuela Rosa, una de mis queridas abuelas de infancia, a quien todavía recuerdo como cuando se marcho, a mis cortos 12 años de edad.

El poema había quedado olvidado en fondo de mi memoria hasta hoy, cuando leyendo varios de los Blogs que frecuentemente leo le recordé.


Fragmento de "La vida es sueño"

Sueña el rey que es rey,
y vive con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso que recibe
prestado, en el viento escribe;
y en cenizas le convierte
la muerte ¡desdicha fuerte!
¡Que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!

Sueña el rico en su riqueza
que más cuidados le ofrece,
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
de estas cadenas cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión;
una sombra, una ficción
y el mayor bien es pequeño.
¡Que toda la vida es sueño
y los sueños, sueños son!

Pedro Calderón de la Barca
Estrés, angustia, excitación, frustración, ansiedad y al mismo tiempo esperanza y sueños, son algunos de los estados que pude percibir, pero la lista podría no tener fin y de hecho, comparto la mayoría de ellos. Tomar la decisión de seguir adelante y no mirar atrás nunca es fácil. Y no me refiero a valores “físicos” pues ellos se recobran mas rápido de lo que imaginamos.

Pensé haber tenido la experiencia, el “ya yo pase por eso” pero nunca es igual. La realidad es que muy frecuentemente siento mucho miedo. Ese miedo a lo desconocido que oprime el pecho y te hace desear correr, correr sin dirección ni final.

Tengo que reconocer que lo que me hace aliviar de ese terrible y opresivo miedo es el soñar.

He echado a andar mi imaginación con planes y metas, con compromisos y promesas. He compartido mis sueños con Tom para tratar de aliviar su ansiedad. Y creo que ha funcionado.

Comencé a trabajar en pequeños y concretos proyectos que me han distraído de mi principal preocupación y me han hecho reconocer que esos sueños son muy posibles, en la medida que los vaya construyendo. Por que en definitiva:

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión;
una sombra, una ficción
y el mayor bien es pequeño.
¡Que toda la vida es sueño
y los sueños, sueños son! ...

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home